¿Cómo será después…El uso de la tecnología?

En este momento innumerables empresas empiezan a  funcionar en el  teletrabajo posibilitando a sus colaboradores que continúen en el desempeño de las funciones a distancia; compras online con récord de ventas en este último mes; supermercados y restaurantes con entregas en casa; consultas por teléfono y con videoconferencia; reuniones de equipos en plataformas comunes de intercambio de información  (Zoom, Teams, etc.); gimnasios virtuales; Webinars y eventos online; estos son algunos de los ejemplos de lo que se ha observado en este período extraordinario. Nunca como ahora, las personas (de todas las generaciones) estuvieron tan conectadas. Innumerables personas que se negaron a hacer sus compras de supermercado online ven ahora esta alternativa como algo práctico, cómodo y sin costes adicionales; Para poder hablar con sus hijos y nietos, tienen que conectarse forzosamente al teléfono móvil o al ordenador. Y esto entrará en la rutina de muchos, incluso después del período da pandemia. El comportamiento del consumidor ya estaba experimentando grandes alteraciones, pero no cabe duda que ahora asistiremos a muchas más, y cada vez más rápidas.

Pero, ¿tendrán los líderes de nuestras empresas la capacidad de hacer una correcta evaluación de lo que ha estado aconteciendo y para diseñar las estrategias innovadoras que permitan transformar sus negocios en una versión mejor de ellos mismos? En un momento en que las empresas sienten que están en el ojo del huracán, parece prematuro pensar más allá de la coyuntura, siendo las medidas de supervivencia las únicas que merecen atención. Sin embargo, esta crisis parece haber creado un entorno de cambios en los mercados que se espera que prevalezca mucho más allá de la coyuntura. Prepararse para estos cambios no solo es importante para sobrevivir a la crisis de la mejor forma posible sino, sobre todo, para la sostenibilidad de los negocios y el éxito en la “nueva normalidad” que seguirá. Aquellas empresas que no sepan cómo adaptar sus productos y servicios a los condicionantes del momento que vivimos, tendrán muchas dificultades en mantenerse a flote.
Prepárese para una recuperación más rápida de lo que espera (Harvard Business Review Mar 2020)
Nadie tiene dudas sobre el alcance de los cambios en la vida diaria de los consumidores y, en consecuencia, en los mercados y en las empresas.

La innovación, que frecuentemente es menospreciada en el ajetreo cotidiano de los negocios, ahora aparece en las formas más diferentes y en todos los sectores de nuestra sociedad, tornándose en esencial para contener esta situación lo más rápidamente posible, con el menor impacto asociado.

A veces, el cambio es tan vasto y perturbador que es difícil distinguir el desastre de la oportunidad. La última crisis financiera de 2008 trajo consigo la aparición de innumerables empresas que hoy en día son referencias mundiales (WhatsApp, Instagram, Airbnb, Uber, Dropbox, Netflix, etc.), fruto de la transformación que se sintió en ese momento y de la necesidad de reinvención.

¿Cómo preparar el negocio para hacer frente a la nueva realidad? En primer lugar, tener la infraestructura tecnológica adecuada. ¿Tiene la organización la tecnología necesaria o acceso a ella?

¿Quién tiene un portátil? ¿Las personas con portátil son capaces de llamar a sus organizaciones fácilmente? ¿Tienen el software que necesitan para poder hacer su trabajo, efectuar teleconferencias, etc.?

|16 START&GO  |  Mayo 2020

Uno de los factores más significativos de éxito empresarial a corto y a largo plazo será la tecnología.

¿Cómo se asegura que tengan acceso a los recursos que necesitan para trabajar? Los gerentes directos deben garantizar rápidamente que todos los empleados tengan acceso total a la información que necesitan para su desempeño y que nadie se quede atrás.

¿La tecnología está correctamente implementada?

La velocidad y la profundidad de los cambios en el entorno laboral de las empresas exigen estructuras organizacionales resistentes y la capacidad de una rápida adaptación a los cambios. Dos características son esenciales para esta resistencia y flexibilidad:

  • Modularidad: Sistemas altamente integrados pueden ser eficientes, pero son vulnerables a las avalanchas de impactos como la realidad actual, o incluso el colapso total del sistema si se altera. Por el contrario, un sistema modular – donde las diversas unidades organizacionales se pueden combinar de diferentes maneras – ofrece una mayor capacidad de recuperación.
  • Escalabilidad: Los sistemas deben ser implementados para la optimización y eficiencia máxima, pero garantizando su escalabilidad — mejora constante a la luz de nuevas oportunidades, problemas o información.

Las respuestas a crisis dinámicas como covid-19 otorgan una importancia superior a la escalabilidad. No se conoce una respuesta correcta, y es probable que cualquier respuesta predeterminada sea incorrecta o se vuelva obsoleta con el tiempo. Pero es posible actuar y aprender evolucionando para soluciones más eficaces.

En segundo lugar, adoptar urgentemente una estrategia para implementación de soluciones digitales. Curiosamente, todas las empresas referenciadas arriba que resultaron de la crisis de 2008, pertenecen al “mundo digital”. Lo digital ha saltado a nuestras vidas desde hace algún tiempo, pero nunca con tanta fuerza como ahora. Y los “adaptadores tardíos” ahora están obligados a recurrir a herramientas digitales para mantenerse al día con los desarrollos de los mercados.

La implementación de nuevas soluciones de automatización y digitalización garantizará la adaptación de las organizaciones, ya que sin ellas no habría forma de interactuar con las plataformas de comunicación con los clientes, basadas en plataformas digitales cada vez con más funcionalidades transaccionales. La comunicación, negociación y contratación de bienes y servicios se basará totalmente en plataformas digitales. Y será para todos los mercados, tanto distantes como locales. La comunicación entre la organización y sus socios comerciales, clientes y proveedores de servicios será cada vez más y muy rápidamente completamente digital. Pero – además de soluciones de comunicación con los socios- ahora es absolutamente imprescindible crear condiciones para que la información sea accesible y procesable dentro de toda la organización. En la nueva realidad, esto solo es posible recurriendo a soluciones digitales. Porque la nueva realidad del trabajo interno requerirá la utilización de plataformas de comunicación y el tratamiento digital de los procesos de trabajo. Esto da como resultado no solo la obtención de los aumentos necesarios de productividad y eficiencia, sino también en asegurar el vínculo imperativo entre los procesos internos de trabajo y la comunicación externa.

Todo va a estar bien

Y esto tiene todo que ver con la capacidad de adaptarse rápidamente a los nuevos desafíos tecnológicos, porque más que una respuesta contextual, es importante tener una respuesta para la nueva realidad de la nueva vida cotidiana. Esta nueva realidad que surge de la situación actual – tiene una respuesta tecnológica – un factor esencial para la adaptación de las empresas – y solo las que estén adaptadas tendrán éxito. Los cambios, que ya estaban llegando, y para los cuales muchas compañías con la visión estratégica correcta ya se han ido adaptando, ahora se han convertido en características imperativas. La buena noticia es que estas herramientas ahora están totalmente disponibles. Su adopción requiere solo de una correcta estrategia y los socios adecuados para su implementación, de modo que la inversión realizada sea apropiada para cada caso.

Mayo 2020  |   START&GO  | 17  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Contáctenos!
close slider
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share