Cloud Computing

Cloud computing no es otra cosa más que una entrega y consumo de servicios según la necesidad. No estamos hablando de una tecnología, sino que es la manera de acceder a unos recursos, a unas capacidades a través de internet y según unas necesidades concretas, así el prestador del servicio permite acceder a unos recursos informáticos, ajustados en base a la demanda deseada, a través de un pago por uso.

Lógicamente se utiliza la tecnología para su implementación, pero lo importante es el modelo de relación, el consumidor del servicio quiere acceder rápida e inmediatamente, siendo el proveedor del servicio el que nos tiene que facilitar dicha accesibilidad.

Los datos se encuentran en unos “data center” de las empresas proveedoras de estos servicios. Hay un servidor central que es el que garantiza que todo funciona sin problemas, la mayor inversión de las compañías que prestan estos servicios a millones de consumidores invierten en garantizar la seguridad e integridad de los datos.

Hay tres modelos de Cloud:

  • Saas (software como servicio) permite al cliente iniciar sesión y utilizar las aplicaciones desde cualquier dispositivo con conexión a internet.
  • Paas (plataforma como servicio) se usa para grupos de trabajo, intercambiando datos y recursos. Permite gestionar la plataforma, pero no el servidor.
  • Iaas (Infraestructura como servicio) la empresa se dota de una infraestructura para sus recursos, servidores, almacenamiento de datos, etc.

Actualmente, el entorno de trabajo es cada vez más digital y la forma de comunicarnos es multidispositivo y necesitamos acceder a los procesos, aplicaciones y datos, siempre bajo unas condiciones seguras, buscamos mayor productividad de usuario, nos encontramos en un mundo conectado

La gran ventaja que ofrece es la movilidad, la transformación digital implica una cercanía al usuario, de tus empleados con tus clientes y poder trabajar sobre unos procesos y canales digitales. Ahí la movilidad juega un papel fundamental, no es solo poner un dispositivo a las personas, es establecer un modus operandi, ya no tenemos un perímetro, ahora estoy trabajando en cualquier entorno y contexto lo que implica cualquier dispositivo, cualquier franja horaria, cualquier ubicación y eso implica más complejidad, basado en servicios Cloud ya que permite dicha accesibilidad y movilidad al 100%.  La competitividad depende de servicios Cloud.

Cloud puede ser pública, privada o híbrida. La pública es un prestador que ofrece un servicio y los usuarios pagan por uso, en la privada Cloud es tuyo en exclusiva, y la híbrida, parte es mía y parte utilizo los servicios de un tercero.

El gran capítulo es la seguridad y actualmente podemos decir que los entornos Cloud son casi tan seguros o más que los servicios en ordenadores privados.

La transformación hacía el modelo Cloud está siendo cada vez más frecuente. Evita fuertes inversiones iniciales y de mantenimiento. Estamos viviendo cambios en la mentalidad y en la forma de interactuar con los clientes. Proyectos que antes eran inviables o muy complicados, ahora se pueden implantar gracias a las plataformas Cloud de forma rápida, efectiva y sencilla. No se necesitan múltiples licencias de software ni ordenadores potentes para poder utilizarlas.

Para emprender una transformación digital hemos de ser conscientes que será accediendo a servicios Cloud.

¡Consúltenos! https://bwd-it.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Contáctenos!
close slider
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share